jueves, 26 de abril de 2018

El día que Carlota me llamó Mamá

Todas las madres anhelamos el día que nuestros hijos nos llamen mamá. Cuando están creciendo sanos y felices solo deseamos escuchar sus primeras palabras, y si es "ma-má" mucho mejor.
Mi hija es otro cuento. Carlota se ha saltado todos los "hitos de crecimiento" ella crece y aprende como le da la gana. ¡¿qué es bien visto? NOOOO, imagínense, la gente espera que aprenda a hablar antes de los 2 y que después de los 2 ya sepa conversar... ¡Porque mi sobrina habló a los 4 meses!, ¡la hija del vecino a los 7 meses dijo paralelepípedo! ¡mi nieta dijo ma-má, a los 2 meses! se imaginaran mi cara... O.o
Carlota, a sido muy irreverente en todo el sentido de la palabra, y decidió llamarme Hily. No a los 2 meses, claro está, jajaja. pero cuando le dio la gana de ponerme un nombre decidió que fuera el mio, HILY. entonces llamaba a Nerio, Papá; a Jeimmy, Tia; a Mishel, Ina (Madrina) y a Hily, Hily.
Aunque, el entorno se empeñaba en hacerme sentir mal por eso, porque siii, la gente expresa cosas como ¡No te dice mamá, que es eso! ¡Chama enseñala, eso es respeto! ¡A mi mis hijos toooodos me llamaban mamá desde los 3 días de nacidos! jajaja Yo confieso que me sentía feliz, eso significaba para mi, que mi método de crianza estaba funcionando. Cuando estaba embarazada hablaba con mi hija y le pedía que fuera feliz ante todo, que riera cuando quisiera reír y llorara cuando quisiera llorar. que amara cuando sintiera amor y perdonara cuando sintiera rencor. Siempre antes de dormir le decía, "hija vienes a un mundo difícil, no es el que quisiera para ti. Pero, si eres noble, generosa, solidaria y empatica todo saldrá bien, para ti y para el mundo"... Qué mi hija de 13 meses me llamara Hily fue el acto de respeto mas grande que me pudo regalar, con ese gesto me demostró que está dispuesta vivir fiel a si misma y eso no puede mas que hacerme feliz.
Perooo, igual quería que me llamara mamá... jajaja!!! pues un día de la nada, porque jamas la forzamos, jamas nos molestó que me llamara Hily, simplemente un día, no recuerdo exactamente cuando..., (4, abril 2018; 12:35pm)  me dijo Mamá. Yo, obviamente no le hice caso porque pensé que se refería a otra cosa, entonces camino hacia mi y con 4 palmazos en las nalgas me dijo nuevamente, MAMA MICKY... giré y pensé en 3 segundos (me dijo mama,,, Dios dilo otra vez, se equivocaría, como fue, no le diré nada puede ser que escuche mal, no cálmate Hily busca a micky)... Si, me había dicho mamá y no paró allí, ahora soy mamá y cuando no le pongo atención al momento que desea, entonces soy Mamá Hily... Sí, esa es mi bebé. Única, autentica, genuina y ... FELIZ.

A veces nos detemos a esperar que nuestros hijos hagan cosas qué, hacen todos los demás niños, y en esa angustia nos perdemos la oportunidad de disfrutar de la personalidad autentica de cada uno de ellos, nuestros hijos son únicos, "individuos"... por encima de todo, es eso lo que debe ser premisa al momento de acompañarlos en su desarrollo... y cada uno, nos muestra desde su mejor manera posible, cuan felices son de crecer a nuestro lado.

Es así como pensé, tengo que escribir esto... debo retomar mi blog, necesito registrar mi experiencia que también es la de Carlota y Nerio.

No es fácil ser Mamá, pero es muyyy fácil ser Hily.

Gracias Carlota, Hijita.
Te amo.



0 comentarios:

Publicar un comentario